domingo, 22 de abril de 2012


                               LA OLA
 Año: 2008  País: Alemania  Director: Dennis Gansel

El film comienza con el análisis del concepto “Autocracia”, a partir de ahí un profesor de un instituto alemán idea un juego para demostrar a sus alumnos como en este siglo, aunque ellos crean los contrario, el régimen dictatorial podría volver a implantarse en Alemania. Este inicio claramente didáctico, no nos debe hacer creer que vaya destinada sólo a los jóvenes, ya que su argumento y presentación hace reflexionar a espectadores de todas las edades.
Esta película esta basada en un hecho real ocurrido en California, la rapidez en la que se sucede todo, puede hacer que parezca poco creíble, pero estos hechos ocurrieron con la misma celeridad en el año 1967 en un instituto  californiano.
El tema se desarrolla durante una semana escolar, ese es el tiempo que posee el protagonista, un profesor liberal, para demostrar a sus alumnos el verdadero peligro de la autocracia. Su objetivo es conseguir que ellos mismos vayan descubriendo como es el ambiente de un régimen  absolutista y las causas que facilitan su éxito. Los chicos y chicas que acuden a la clase pertenecen a familias bien situadas económicamente, aparentemente sin problemas importantes ni preocupaciones, sin embargo durante el desarrollo de la película, descubrimos la soledad, desorientación e inseguridad en la que se encuentran la mayoría de ellos.
Para comenzar este experimento o juego, el profesor instaura el poder mediante la disciplina, y crea un grupo al que llamarán “La Ola”, los instigará para que a través de este colectivo, del cual él es el líder, vayan perdiendo su identidad y adquieran la del grupo como son el comportamiento, uniforme, saludo, símbolo…
El peligro surge cuando ese inofensivo juego traspasa la frontera de la clase, e incluso la del instituto, “La Ola” quiere dejar patente su importancia e  intenta imponer sus normas más allá del centro escolar. Los alumnos se sienten con más fuerza al pertenecer a ella, disfrutan con el poder que les proporciona ser uno de sus miembros. Pero como ante todo grupo dominante, también surge la oposición, los rebeldes que pretenden defender la individualidad de la persona.
La fuerza de “La Ola” será irresistible para sus miembros, ésta cada vez adquiere más fuerza, arrastrando   incluso al profesor, quien se siente alagado de la influencia despertada en los alumnos y sólo actúa para detenerla cuando descubre su peligro, aunque ya será demasiado tarde para algunos de ellos.
Esperanza García Guerreo
Publicado en la revista Groenlandia



1 comentario:

  1. La he visto. Cómo es posible que la gente se siga dejando manipular así.

    ResponderEliminar